sábado 24 de febrero de 2024

Conocé los increíbles beneficios medicinales de esta infusión

Reduce el estrés, la ansiedad y te protege de enfermedades.
viernes 09 de febrero de 2024

Existen muchas infusiones que son capaces de proteger el sistema inmunológico, reparar el descanso e incluso reducir el estrés y la ansiedad. Una de ellas es la infusión de lavanda, una bebida tradicional que se ha utilizado durante años por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias.

¿Cuáles son las propiedades de la lavanda y qué beneficios tiene para la salud consumir infusiones de lavanda?

La lavanda es una planta de la familia de las lamiáceas. Es originaria de la región mediterránea y es cultivada en diferentes países del mundo por sus propiedades terapéuticas, antisépticas y antibacterianas. Además, también es muy utilizada para aromaterapia, para eliminar dolores y relajar el cuerpo y la mente e incluso como repelente natural de insectos.

Beneficios de tomar infusiones de lavanda

  • Mejora el sueño: gracias a sus propiedades relajantes, la lavanda ayuda a mejorar la calidad del sueño. Para aquellas personas que tienen problemas para dormir, tomar una infusión de lavanda antes de acostarse puede resultar muy beneficioso.
  • Reduce el estrés y la ansiedad: las propiedades relajantes de la lavanda también actúan sobre el sistema nervioso. Beber una infusión de lavanda a diario puede reducir significativamente los niveles de estrés y ansiedad, además de relajar el cuerpo.
  • Previene enfermedades crónicas: la lavanda ayuda a proteger al cuerpo del daño celular. Estos antioxidantes protegen al cuerpo de enfermedades crónicas y promueven una buena salud.
  • Alivia dolores del cuerpo y desinflama: la lavanda ayuda a disminuir dolores corporales, de cabeza y de artritis debido a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. 
  • Reduce dolores estomacales y beneficia la salud gastrointestinal: la lavanda, así como la manzanilla, ayuda a combatir los gases, cólicos y molestias del tracto gastrointestinal. Además, puede ayudar a mejorar la digestión.

Cabe destacar que las infusiones de lavanda están contraindicadas para mujeres embarazadas, personas que sufren gastritis o síndrome de colon irritable, personas que sufran epilepsia y niños menores de 6 años.

Las infusiones de lavanda pueden prepararse con agua, para obtener un té de lavanda, o a base de leche, para hacer una leche azul de lavanda.

Receta

Ingredientes

  • 1 taza de agua o leche (animal o vegetal).
  • Media taza de agua.
  • 10 flores de lavanda.
  • Miel o azúcar (a gusto).
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional).

Preparación

  • Llevar un poco de agua o leche a una hornalla hasta que hierva.
  • Bajar la hornalla a fuego lento. Colocar las flores de lavanda, la cucharadita de aceite de vainilla (opcional) y la miel o azúcar.
  • Revolver de manera continua durante 5 minutos.
  • ¡Listo!

Otros usos de la lavanda: cuándo y para qué utilizarla

  • Para combatir infecciones en la piel y cicatrizar heridas: debido a sus propiedades antisépticas y antibacterianas, la lavanda ayuda a combatir infecciones y acelerar el proceso de cicatrización de heridas. En estos casos, se recomienda adquirir o fabricar aceite de lavanda.
  • Aromaterapia: la lavanda es muy utilizada en aromaterapia para reducir el estrés, la ansiedad y promover la relajación de la mente, ya que tiene un olor muy suave y característico. 
  • Repelente de insectos: además de los repelentes tradicionales, la lavanda es un excelente repelente para insectos. De hecho, es utilizado en múltiples repelentes y productos para el cuidado de la piel.