Mascotas: por qué los perros rasguñan la cama antes de acostarse a dormir

Mascotas: por qué los perros rasguñan la cama antes de acostarse a dormir
25/07/2020
T

odos los comportamientos en los perros tienen una razón y no siempre es descifrada de manera correcta por los humanos. Hay animales que ladran desesperadamente durante el día, emiten ruidos raros al dormir o hacen sus necesidades en lugares prohibidos, pero algo que todos hacen con frecuencia es rascar mucho la cama antes de acostarse.

Los perros se restriegan por el sofá, en su propia cama o en la de sus dueños antes de dormir. Además, suelen dar varias vueltas antes de echarse, tal como lo haría cualquier persona para encontrar la posición adecuada para descansar.

¿Por qué lo hacen? Las explicaciones de por qué los perros rascan su cama son diversas. Un listado de los motivos más frecuentes.

1. Limarse las uñas 

Para que no le incomoden si están muy largas, los perros buscarán rascar su cama u otros muebles para limarlas. Lo mejor es mantener las uñas de las mascotas cortas, ya sea llevándolas al veterinario o haciéndolo en casa con mucho cuidado.

2. Eliminar energía

Al igual que los humanos, los perros también padecen de estrés y necesitan descargar la energía acumulada. Al rascar su cama las mascotas eliminan tensiones y aquí entra la importancia de los juegos o paseos recreativos. Si se despejan, será menos frecuente observar problemas de comportamiento en el hogar.

3. Marcar su territorio

Al igual que lo hacen con la orina, los perros también determinan cuál es su territorio con el olor de algunas de sus glándulas, como las que tienen en las almohadillas de las patas, por donde sudan. Al rascar la cama u otras superficies logran impregnar su aroma en las telas.

4. Regular su temperatura

Esta acción es muy común cuando hace frío y con ella buscan aumentar su temperatura o regularla antes de dormir.

5. Comodidad

Al dar varias vueltas en la cama, lo único que están buscando las mascotas es encontrar la postura más cómoda para dormir. Los perros harán su propia reorganización y ahuecarán la cama y ubicarán el relleno del almohadón antes de acostarse.

¿Por qué llora al rascar la cama?

Si su perro realiza esta acción, no solo está buscando acomodarse antes de dormir sino que existen otros motivos. Reclama atención: al realizar gemidos suaves o cortos ladridos, lo que necesita es que le presten atención y ser acariciado.

También puede tratarse de una parte del proceso de adaptación al hogar. Esto ocurre cuando el perro recién ha llegado a la casa y libera la ansiedad acumulada por separarse de su madre.

La manifestación de molestias pueden manifestarse si experimentan problemas de salud. Los gritos y los ladridos breves son un método de canalizar los nervios y el dolor.

Finalmente, en el caso de las hembras, la aparición de este comportamiento puede estar vinculada al período de celo o durante la gestación. Si la mascota está embarazada puede que esté buscando un lugar para poder parir o que solo se trate de un embarazo psicológico.

Cómo saber si tu perro o gato está enfermo

No todos los gatos y perros muestran de la misma forma que se encuentran mal o padecen dolor. Pero, ¿en qué debemos fijarnos y tener en cuenta para saber detectar si nuestro perro o gato está enfermo? A continuación, una serie de puntos a tener en cuenta.

Desánimo y desinterés 

Uno de los primeros síntomas a tener en cuenta es si el gato o el perro reduce, de la noche a la mañana, su nivel de actividad o come menos. La apatía, la falta de interés y las pocas ganas de jugar o interaccionar con las personas pueden ser una primera señal de alerta.

Temperatura corporal

Gatos y perros tienen una temperatura corporal distinta a la de los humanos. Su temperatura corporal normalmente oscila entre los 38 y los 39 grados. Si se puede colocar el termómetro al animal, que no es fácil, y aparece un temperatura por encima de los 39, acude al veterinario de inmediato.

Observar los ojos

Es un buen indicador de su estado de salud. Hay secreciones lacrimales, no obstante, que son normales, siempre que no sean de color verde o amarillo. Hay razas más predispuestas a las secreciones lacrimales, como los perros yorkshire o el maltés.

Problemas digestivos

En los gatos no es raro que el animal vomite puntualmente. Otra cosa bien distinta es si el gato vomita cuando ingiere comida o incluso tan solo bebiendo agua. Si sucede esto, hay que acudir al veterinario.

Orina

Si el gato o el perro bebe constantemente agua y orina repetidamente, con mucha más frecuencia de la habitual, hay que ponerse en alerta y llevar al animal al veterinario. No es fácil de detectar, especialmente en verano, cuando los animales beben más agua.

Autor : La Nacion