miércoles 19 de junio de 2024

CALENTAMIENTO GLOBAL

Advierten que el fenómeno de “La Niña” podría generar una nueva sequía

lunes 10 de junio de 2024

Desde la Organización Meteorológica Mundial (OMM) advierten que el fenómeno de "La Niña" pueda afectar Argentina y generar una nueva sequía. El mismo fenómeno que afectó al país entre 2020 y 2023. Desde la OMM estimaron que existe un 60% de probabilidades que se repita entre julio-septiembre y un 70% entre agosto-octubre. "Desde junio de 2023 se ha establecido un nuevo récord de temperatura, y 2023 fue, con diferencia, el año más cálido registrado", expresó Ko Barrett secretario General adjunto de la organización.

Según las estimaciones de la OMM, hay un 50% de probabilidades de que entre julio-agosto que la fase de "El Niño" pase a "condiciones naturales" y una parte mute a "La Niña". "Los últimos nueve años han sido los más cálidos jamás registrados, incluso con la influencia refrescante de La Niña durante varios años desde 2020 hasta principios de 2023", expresaron.

Sobre esta situación, desde el programa La Otra Mirada de FM Espacios se dialogó con Clara María Zurita, profesora en geografía y en historia especializada en problemáticas sociales en la Universidad Nacional de Rosario y especialista de sistema de información geográfica otorgada por la UBA.

Durante la entrevista explicó los motivos por los que “La Niña” podría generar una nueva sequía. “Primero tendríamos que hacer una cronología del fenómeno, tanto de ‘La Niña’ como del ‘Niño’. Ambos son fenómenos naturales que tienen distintos elementos que influyen en el clima. El fenómeno del niño tiene componentes como ser la oceanidad, o sea el océano, y la presión atmosférica. En el océano se forman las masas de aire que son las que van a conformar las nubes. Dependiendo de esas masas de aire van a ser nubes cargadas de humedad o no. Entonces, estos dos fenómenos son fenómenos naturales, es decir, la naturaleza tiene sus períodos que se van dando a continuación uno del otro pero pasó que tuvimos tres años del fenómeno de ‘La Niña’, con sequías extremas y una inmensa cantidad de incendios en Formosa y la Argentina toda”, arrancó explicando la especialista.

Desde agosto del 2023 se ingresó al periodo de “El Niño” y “este concepto está asociado a las lluvias pero, recién en abril hemos visto un alto porcentaje de lluvia. Es decir, desde agosto del 2023 hemos ingresado a la corriente del Niño pero hemos tenido muy poca precipitación ya que los océanos están teniendo mucha salinidad producto del calentamiento global”, advirtió.

Zurita marcó además que “las masas de aire que en ‘El Niño’ deberían ser fuertes y estar cargadas de humedad, en este momento son débiles y no alcanzan a tener esa saturación de humedad. Por lo tanto, no hemos tenido esas lluvias tan necesarias para aplacar tres años de sequía extrema que tuvimos con ‘La Niña’”.

Los tres años de sequía afectaron de sobremanera la biodiversidad y “en estos momentos, la naturaleza está tratando de equilibrarse pero el problema es que el ser humano no tiene el mismo tiempo y ni las necesidades que tiene la naturaleza. En algún momento la naturaleza se equilibrará pero nuestras necesidades son distintas. La vaca tiene que tomar agua y no tenemos espejos de agua; la vaca tiene que comer el pasto y por la falta de lluvias no hay”, describió.

 

Condiciones neutras

 

En otro tramo de la entrevista Zurita refirió que desde la Organización Meteorológica Mundial (OMM) se está hablando de condiciones neutras, es decir que se están observando anomalías producto del desequilibrio explicado por la profesional.

“Tenemos un océano muy caliente que absorbe más calor de lo normal.  En condiciones normales el océano absorbe la energía solar que ingresa, pero despide la que no utiliza. Al tener un océano con mayor elevación de sal, esto hace que se concentre más el calor entonces, el océano está teniendo temperaturas muy elevadas y esto afecta no solo al agua, a la salinidad del agua, afecta a las algas que son los que más absorben la energía y generan el oxígeno”, describió para agregar que “estas anomalías que se están presentando implican que estamos hablamos de momentos donde ‘La Niña’ va a estar neutral y ‘El Niño’ va a estar presente y viceversa. Lo que la Organización Meteorológica Mundial está estableciendo es que hasta que la misma naturaleza reestablezca su equilibrio habrán muchas variabilidades”.

“Nuestra niña que duró tres años, nunca se dio el marco donde se cortó el fenómeno. Los períodos de lluvia que deberían marcar eso no se dieron en Argentina, hubo períodos de lluvias pero no con la intensidad y la calidad que se necesitaban”, cerró diciendo.