miércoles 19 de junio de 2024

FORMOSA LIDERA EL DERRUMBE

Los altos precios y la pérdida de poder de compra llevan a pique la venta en supermercados

miércoles 29 de mayo de 2024

Según los datos correspondientes a la variación interanual de ventas en supermercados, que viene en franca picada, Formosa lidera el derrumbe. En ese sentido, de la Consultora Politikón marcaron que son tres los ejes que llevan a esta situación: “los altos precios, la pérdida del poder adquisitivo de compra de los consumidores y en tercer lugar, posibles cambios de hábito del consumidor”.

Durante una entrevista mantenida con el programa La Otra Mirada de FM Espacios, el director de la consultora Politikón Chaco, Lic. Alejandro Pegoraro arrancó explicando que “las ventas en supermercados, están bastante cerca de los niveles de caída que se registraron durante la Pandemia. De hecho, en aquel momento había caídas que eran muy importantes, pero no se dieron de manera tan fuerte como las de ahora. Si bien, obviamente, había una actividad económica cerrada, el consumo de ciertos rubros de la economía en ese momento, estaban muy fuertes por una cuestión de abastecimiento, mientras que, en este caso, lo que estamos observando es una caída de ventas asociada netamente al poder de compra. Es decir, hoy no hay posibilidad de abastecimiento ni estoqueos”.

Al hacer referencia a la caída de estos tres últimos meses, hizo mención a no solo ocurre en Formosa, sino que “es en gran parte del país. Estas caídas, si bien son más fuertes en el primer trimestre de este año, no son nuevas. Se viene atravesando un período ya relativamente importante de meses consecutivos con descensos, pero aquí hay que hacer una aclaración: que cuando hablamos de ventas en supermercados que mide el INDEC, no incluye a la totalidad de los establecimientos comerciales que nosotros llamamos supermercados sino solo a aquellos que tienen un tamaño mínimo de referencia, que son los supermercados que tienen 200 m2 de local físico o más. Entonces, hay una toda una gama de supermercados, autoservicios y demás, que no están incluidos en ese relevamiento y que, más allá de que sabemos que la caída del consumo y de las compras minoristas es muy fuerte, también hay que pensar en la posibilidad de que haya muchas personas que, por una cuestión vinculada a sus ingresos que se contraen, hayan decidido cambiar un hábito de compra, por ejemplo: en lugar de ir para comprar una vez por mes y hacer una compra grande, van una vez por semana o hacen una compra diaria en algún comercio barrial por una cuestión de poder comprar únicamente lo que se consumen el día”.

Es así que para Pegoraro, esta situación podría “explicar por qué es tan fuerte la caída, ya que estamos hablando de más del 30% anual de la caída en Formosa particularmente” y que detrás de esto, “se encuentran justamente, un alza de precios que es muy importante y una caída del poder adquisitivo que también es mucho más”.

Es por ello que el consultor considera que lo mencionado precedentemente grafica “que los hogares consumen menos, y no estamos hablando de que consumimos menos gaseosa, ni fiambre o embutidos, sino productos de la canasta básica. De hecho, en todos los en todas las provincias hay un rubro que es almacén que cubre una canasta de bienes que está vinculada a la básica: aceite, fideo, yerba, etcétera, que cae de manera muy fuerte, siendo el rubro de mayor facturación”.

“La caída en las ventas termina evidenciando la pérdida de la capacidad de compra que tienen los consumidores y, obviamente, el hecho de que los hogares consuman menos bienes que los que consumían tiempo atrás. El inicio de la caída fuerte arranca en julio/agosto del año pasado, cuando empezó a mostrar niveles de aceleración muy fuerte. Recordemos que en esos meses la inflación llegó a dos dígitos y fue por primera vez desde la hiperinflación, y, después se mantuvo caída siempre por encima del 10%, salvo en octubre, que fue un poquitito menos, pero fue muy fuerte igual, y a partir de ahí empezó: en noviembre cayó 20 puntos, en diciembre 27, y después empezó a caer por encima del 30, o sea, en los primeros tres del año”.

 

 

Combustibles

 

En otro tramo de la entrevista, el profesional se refirió a la situación de la venta de combustibles en la provincia marcando que, durante el año pasado, por el atraso cambiario de la moneda nacional, sumado al precio favorable de los carburantes para los extranjeros, generó “una comercialización fronteriza muy importante. En cambio, ahora, en un escenario nuevo, relativo al tipo de cambio y el precio en general que ya dejó de ser favorable para para las personas que viven en otros países vengan a comprar, mermó el flujo de ventas. Por eso también, Formosa lidera no solo la caída de las ventas en supermercados, sino también la caída de venta de combustible”.

Durante todo el año 2022 y parte del 2023, la provincia de Formosa “era la que más que vendía combustibles y eso es explicado por el fenómeno que antes describía. Lo mismo le pasó a Misiones. Ambas son provincias fronterizas y obviamente, que el factor fronterizo fue clave para esta situación”.

Por otra parte, insistió en los tres puntos que determinaron la caída en la venta de los supermercados, recalcando que todo ocurre porque “los precios son altos, bajó el poder de compra y finalmente, hubo un posible cambio de hábitos del consumidor. Si uno analiza en todo el país, la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, de los a los hogares, mermó muchísimo y eso llevó no solo a la baja en las ventas de supermercados, sino también a la minorista”.

Los altos precios y la pérdida de poder de  compra llevan a pique la venta en supermercados