jueves 30 de mayo de 2024

DATOS DEL INDEC

Para Svartz “no hubo baja en la Inflación sino una desaceleración”

Durante la entrevista advirtió sobre el incremento de despidos en la argentina producto de las políticas económicas aplicadas por el gobierno de Milei
miércoles 15 de mayo de 2024

Durante una entrevista con el programa La Otra Mirada de FM Espacios el director de Estadísticas, Censos y Documentación de la provincia, Julio Svartz se refirió a los datos informados ayer por el INDEC sobre la inflación de abril de 2024 que se ubicó en el 8,8% y fue tajante al marcar que “no hubo una baja en la inflación sino una desaceleración” y a la vez advirtió sobre las consecuencias que acarrean las políticas económicas aplicadas por el ministro Caputo. “Así como baja o disminuye el número de la inflación comenzará a subir el número de la desocupación en el país”, señaló.

Durante la entrevista, el economista aclaró que “cuando se hablan de datos de inflación, no tenemos que hablar de un festejo porque los procesos de suba de precios siguen activos en Argentina. Y es fundamental aclarar que acá lo que hubo fue una desaceleración, es decir, que hay un aumento menos que proporcional que el mes anterior nada mas. Un 8,8% no es un número alegre, no es un número para abrazarse y besarse, como lo hicieron el presidente con el ministro Caputo”.

Al explicar su punto, Svartz consignó que es necesario entender que “en los primeros cinco meses de la gestión del presidente Milei, por la devaluación que se ocasionó en diciembre del 2023, ya lleva acumulado en los cinco meses 106,9% de inflación. Esto es histórico y es un récord también en cinco meses de iniciar una gestión, y ni a hablar el interanual que supera los 270%. Pero también tenemos que pensar que es consecuencia de que, para tener esta desaceleración, tuvo que haber algún costo. Y es lo que estamos viendo: una recesión feroz de la economía, un freno total a la economía con una caída en todos los sectores de producción y de ventas en comerciales. Esto lo están informando las cámaras, tanto PyME como el sector industrial; han salido datos muy desalentadores, es muy negativo, con una caída del 20% en promedio. Esto también le da como consecuencia que la inflación tiene esta desaceleración, porque no hay ventas”.

Para el economista, la calle y los noticieros reflejan esta realidad. “Vas a los comercios y no hay gente, no hay ventas. Inclusive, en los supermercados y almacenes, se ve que la gente va y compra lo necesario para el día. Y no nota que haya una disminución de precios”, recalcó para marcar también que “la cuestión de que están bajando los precios, es una palabra para tratar de generar un inconsciente colectivo de que realmente estamos yendo por el buen camino, pero los precios no están bajando. Cuando vos te vas a la góndola, los precios aumentaron, pero en menor proporción, es decir, hay productos que aumentaron más que el 8%, y eso te lo dice la gente y eso es real”.

En otro tramo de la entrevista, Julio Svartz aclaró que la inflación se mide con más de ocho rubros o variables por sectores y se establece un promedio. “El 8,8% es un promedio. Pero cuando vos ves qué es lo que más incrementó en el mes de abril, en todas las regiones, te encontrás con el rubro que se llama vivienda, agua y electricidad. Las tarifas eléctricas fueran una de las cuestiones que, en promedio a nivel nacional, subieron un 35,6%. Cuando vemos las distintas regiones, va variando, pero volvemos a lo mismo, esto quiere decir que es en promedio. Hay lugares donde aumentó mucho más, y esto todavía no repercutió en los precios, todavía no hubo traslado a los precios. Muchos comercios dicen: me vino la factura 200 o 300% más cara pero eso todavía no se trasladó los precios porque todavía no determinaron rehacer los costos, y pasarla a precios. ¿Cuánto más suba los precios, menos ventas tengo?. Y ahora se plantea hasta qué punto el empresario y comerciante podrá absorber ese aumento de las tarifas. También acordémonos que el gobierno nacional pateó para adelante algunos aumentos, principalmente el combustible”.

 

Inflación reprimida

 

Vale mencionar que el FMI expresó ya su preocupación sobre la situación económica argentina porque para ellos, la gestión de Caputo empieza a tener una inflación reprimida.

Sobre este punto, Svartz recordó que “el ministro Caputo fue a EEUU a pedir plata, que tenían que desembolsarle a Mauricio Macri cuando él también era ministro, y eran 12 mil millones que no le dieron. Sí le dieron una palmada en la espalda y le dijeron: mira, están haciendo bien las cosas, inclusive se te está pasando la mano. Justamente viene por eso el reclamo, por el ajuste feroz que hicieron y sobre el que el FMI advirtió tendrá consecuencias sociales”.

“La economía está totalmente frenada y todos los indicadores están dando negativo, el único indicador que ellos festejan es el de la inflación, pero después, todos los indicadores no le dan posibilidad de que la Argentina se recupere en el corto plazo, como plantean esa recuperación en V corta, que dicen que va a pegar el fondo y después vamos a salir disparados para arriba. El mismo FMI, ya salió a decirles que para este año tienen una caída del 2,8% del PBI, con esta recesión feroz va a costar que arranquen, así que creo que recién el año que viene van a tener una perspectiva positiva”, afirmó.

Asimismo, apuntó que el salario mínimo de la Argentina es el más bajo de Latinoamérica. “Estamos en un salario que es casi 250 dólares que era imposible que ocurra en otras épocas. En el 2015 teníamos el salario más alto de Latinoamérica, unos 589 dólares. Hoy con ese salario mínimo es imposible cubrir todos los valores que se han remarcado en la economía. Eso demuestra lo que le está diciendo el FMI: con esta inflación que están frenándola, que la están pateando para adelante, ocasionarán problemas, y ya no estamos teniéndolos con las energéticas”, dijo el funcionario.

Por otra parte, reparó en el superávit que hace unos días atrás celebró el presidente Milei “con una alocución de 15 minutos, con un monólogo. Habló de algo ficticio, un 0,1 que no existe, porque les debe a todas las energéticas más de 1000 millones de dólares, y encima le ofreció un bono que no aceptaron, y además a pagar en 48 cuotas la diferencia de dos meses. Esta es una deuda que deben desde diciembre, enero y febrero”.

 

Despidos

 

Finalmente, el funcionario marcó tajante otra consecuencia que no están analizando y que tiene que ver con el freno de la economía y el crecimiento del desempleo a nivel país.

“Empezarán a salir los primeros datos sobre el freno de la economía. Con esta doctrina de shock feroz que aplicaron más la devaluación, traerá como consecuencia la desocupación; esto es clave. A medida que disminuya el número de la inflación subirá el de la desocupación. No olvidemos que hay un sector informal muy grande en la economía argentina, y que no se está pudiendo cubrir con los gastos básicos principalmente, imagínense con un salario registrado precario. Ya estamos viendo que en los sectores industriales, por ejemplo, en la empresa Fate que es la que hace las cubiertas, despedirá a 100 personas, y así ya estamos viendo que el sector de la construcción habla de 100 mil puestos de trabajo perdidos. Muchas empresas automotrices están bajando la cantidad de turnos, haciendo rotativos con menos cantidad de personal. Entonces, de a poco están mostrando que los niveles de desocupación, inclusive, gente capacitada, se queda en la calle”, lamentó al cerrar.