miércoles 19 de junio de 2024

Histórica marcha: el reclamo que se oyó en todo el país contra la motosierra en la educación pública

martes 23 de abril de 2024

Multitudes congregadas en las grandes y medianas ciudades del país, donde están afincadas la mayoría de las 57 universidades nacionales, salieron a las calles y a las plazas para aunar su voz en defensa de la educación y la ciencia públicas y en contra de la licuadora y la motosierra que la administración encabezada por Javier Milei aplica al sistema universitario argentina, al cual viene denostando a través de sus redes sociales.

Integrantes del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), rectores y demás autoridades, docentes, no docentes, estudiantes, investigadores, científicos, trabajadores de sectores de la producción y de servicios, estudiantes de establecimientos secundarios, familiares y allegados, dirigentes gremiales y políticos, movimientos sociales y “ciudadanos de a pie” alimentaron las columnas de manifestaste que, en cada cabecera provincial, tuvo la Marcha Nacional Universitaria. 

En la Ciudad de Buenos Aires, los manifestantes colmaron el Congreso y la Plaza de Mayo, y desbordaron las calles aledañas, con una concurrencia estimada en 800 mil personas, según los organizadores, y de un millón y medio en todo el país.

La marcha –que se replicó en distintas partes del país- fue convocada de manera conjunta por el Frente Sindical de Universidades Nacionales -que nuclea a los gremios docentes y no docentes Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, UDA, Ctera y Fatun-; la Federación Universitaria Argentina (FUA) -que representa a más de dos millones de estudiantes- y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), que congrega a las autoridades de 57 universidades nacionales y 14 provinciales.

Docentes, no docentes, autoridades, investigadores y estudiantes universitarios protagonizaron la inédita marcha nacional, que tuvo su epicentro en la Plaza de Mayo, pero se replicó en todas las provincias del país, con paro nacional y jornadas de protesta, en defensa del sistema universitario y científico público argentino, para reclamar contra el desfinanciamiento que lleva adelante el gobierno de Milei.