jueves 30 de mayo de 2024

El Gobierno Nacional desguaza el Comité de Lucha contra la Trata en la Argentina

miércoles 10 de abril de 2024

Durante la jornada del domingo último, la designada pero aún sin nombramiento directora del Comité de Lucha contra la Trata y Explotación de Personas, Verónica Toller, comunicó a los delegados y delegadas de Ushuaia a la Quiaca, su desvinculación del organismo, desmantelando la estructura federal de funcionamiento.

Esos mismos delegados que construyeron 36 mesas interinstitucionales, colaboraron en la sanción de 4 leyes de inclusión laboral y más de 180 ordenanzas, que en cumplimiento de su principal función participaron activamente en el seguimiento de la restitución de derechos de las más de 5000 víctimas rescatadas entre 2020 y 2023.

El trabajo de ese equipo, junto a su director Gustavo Vera, hizo que por vez primera la Argentina estuviera calificada internacionalmente entre los países que más efectivamente luchan contra la trata y explotación durante los cuatro años de gestión.

Tristemente, con esta decisión de la Ministra Patricia Bullrich, se desmantela la estructura federal que fue elogiada, incluso por el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken en la última presentación de la evaluación mundial de 188 países sobre el combate a la trata.

No es menor que esto ocurra mientras un diputado oficialista reivindica la deserción escolar y el trabajo infantil, al tiempo que más de 150 víctimas rescatadas desde diciembre a la fecha son privadas de toda asistencia exponiéndolas a situaciones revictimizantes y contrariando legislación nacional e internacional.

Cabe destacar, que al igual que en un sinnúmero de organismos del estado, la comunicación se hizo de manera informal, improvisada, extemporánea y carente de todo rasgo de sensibilidad hacia hombres y mujeres que cumplieron su función con un alto grado de pasión y compromiso y salarios que en muy pocos casos cubrían la canasta familiar. Asimismo a la masacre y desguace del Comité, se le suman los despidos en Senaf, Programa de Rescate, y Ministerio de Trabajo, que estaban vinculados directamente a la lucha contra la trata.

En los últimos meses se rescataron más de 150 víctimas de trata de personas. Ninguna de ellas recibió la más mínima asistencia económica pese a la obligación que tiene el Estado Nacional por su legislación y adhesión a convenios internacionales. El 17 de marzo, luego de reiterados reclamos institucionales ante el Ministerio de Capital Humano, Gustavo Vera fue despedido como director del Comité Ejecutivo de Lucha contra la trata y explotación de personas, luego que el mismo gobierno le prorrogara su designación el 8 de febrero pasado.

Vera no iba a ser cómplice del abandono de personas en estado de extrema vulnerabilidad. Como la situación persistía, a la semana siguiente de su despido, el ya ex director radicó una denuncia penal a la Ministra Pettovello por abandono de personas, que se tramita en el juzgado Federal 2 del Dr. Sebastian Ramos.

 

Solidaridad y preocupación

 

Desde muchos países hermanos, los directores de comités antitrata enviaron su solidaridad y se preocuparon por lo que está ocurriendo en la Argentina que supo liderar en la región el combate contra la esclavitud. Incluso desde el Vaticano, el Papa Francisco el mismo día del despido de Vera, escribió “Querido hermano: me apena la noticia de que te cesaron como Director del Comité de Lucha contra la Trata. Hiciste mucho bien allí”.

Entre 2020 y 2023 se rescataron más de 5200 víctimas de las cuales 3200 cobraron el programa Acompañar, 1300 la prestación por explotación laboral de Renatre, 400 Potenciar Trabajo. Se creó el Programa de Capacitación e Inclusión Laboral (Reparar) donde cientos de víctimas aprendieron oficios y cobraron un salario para promover su reinserción laboral. Se creó una línea de acompañamiento terapéutico en todo el país desde la Dirección de Salud Mental. Se garantizó el patrocinio jurídico desde el Ministerio Público de la Defensa. Se creó el programa de soluciones habitacionales mediante el cual los Institutos de la Vivienda han comenzado a dar viviendas en Misiones, Formosa, Santiago y Catamarca, siendo único ejemplo en el mundo de un programa efectivo de acceso a soluciones habitacionales. Se comenzó a instrumentar la reparación desde el Fondo de Asistencia para Víctimas de Trata que administra el Consejo Federal y se reparó a 75 víctimas según sentencia judicial.

En dicho período se crearon 36 mesas interinstitucionales de Ushuaia a La Quiaca, incluso en las zonas de fronteras en cooperación con los países hermanos. Se creó la Plataforma Regional con diez países sudamericanos en la que directores antitrata, fiscales y responsables antitrata de las áreas de migraciones han logrado actuar en la emergencia, rescatar y localizar personas desaparecidas o víctimas, y auspiciar investigaciones judiciales conjuntas.

Se sancionaron más de 180 ordenanzas en Concejos Deliberantes para promover la difusión masiva de la línea 145 o garantizar un cupo laboral. Se sancionaron cuatro leyes de inclusión laboral en Catamarca, Chaco, Salta y Tierra del Fuego y hay 9 más en estado parlamentario.

Se firmaron convenios con más de 200 entidades públicas y privadas para capacitación, sensibilización y difusión de la línea 145 y se realizó la campaña más masiva de la historia con la Asociación del Fútbol Argentino mediante la cual se comprometió a los 28 equipos de primera división a difundir la línea 145 contra la trata y el trabajo esclavo.

Se profundizó el seguimiento de la ruta del dinero con la creación de la división contra el trabajo ilegal de AFIP, promoviendo que la UIF y la AFIP sean querellantes en causas judiciales y colaborando con organismos como SENASA para individualizar explotadores en el ámbito rural.

Se ejecutaron dos planes bienales con 166 acciones que comprometieron a los 3 poderes y estamentos del Estado para mejorar año tras año los estándares de lucha contra la trata en todas sus modalidades.

Los planes de trabajo y el cumplimiento de los objetivos fueron aprobados por el Consejo Federal, integrado en por todas la provincias del país, el Ministerio Público Fiscal, la Corte Suprema de Justicia de la Nación y las 8 ONG’s más relevantes del país que fueron pasando por ese organismo.

Estas y muchas acciones más fueron desarrolladas por un puñado de no más de 40 agentes estatales distribuidos por todo el país, que fueron eje articulador de todas estas políticas.

La Dirección del Comité, sin presupuesto, con salarios modestos y tan solo con viáticos básicos para realizar sus actividades demostró que con muy poco se puede hacer mucho y dejar al país en lo más alto del reconocimiento internacional. Todos esos agentes fueron despedidos ayer.

Agradecemos a todas y todos los funcionarios, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, y organizaciones religiosas que abrazaron y abrazan la causa para que la Argentina sea uno de los países más ocupados y preocupados en combatir la esclavitud y lamentamos profundamente este brutal retroceso.

La lucha contra la trata no es de izquierda, ni de derecha. Es una política de Estado que tiene que ver con la defensa de la vida, la libertad y la dignidad y que debe continuarse y profundizarse más allá del gobierno de turno. Lamentablemente estos primeros meses no han mostrado más que twits de la ministra Bullrich haciendo propaganda deformada e ideologizada con el tema, pero sin preocuparse por la nula asistencia a las victimas que nos retrotrae al 2007, cuando ni siquiera teníamos ley para combatir la trata de personas.

“Los convocamos a seguir luchando contra la esclavitud y el descarte humano, por la restitución del derecho a las víctimas y nos comprometemos a seguir luchando por una Argentina sin esclavos, ni excluidos como lo venimos haciendo desde hace décadas”, marcaron desde el Comité.