jueves 30 de mayo de 2024

Milei exige el pago de deudas a CAMMESA y eleva la confrontación

miércoles 03 de abril de 2024
En un movimiento que ha elevado la tensión al máximo, el presidente Javier Milei ha anunciado medidas que podrían socavar el Pacto de Mayo y desatar conflictos con los gobernadores provinciales.
 
A su decisión de eliminar fondos para las cajas previsionales provinciales ahora exige el pago de deudas con la mayorista eléctrica CAMMESA, lo que ha generado un rechazo significativo entre una masa crítica de gobernadores del peronismo y las provincias patagónicas.
 
El anuncio de Milei de retener recursos destinados a cubrir las deudas de las cajas previsionales de 13 provincias, junto con el reclamo de una deuda de energía de 700 mil millones de pesos a los distritos, ha desencadenado un enfrentamiento directo con las autoridades provinciales.
 
Esta situación se agrava aún más con el aumento del 150% en el precio mayorista de la energía y la eliminación de fondos para el transporte y la educación, como el Fondo de Incentivo Docente y el Fondo Compensador del Transporte.
 
La resistencia de gobernadores clave, incluyendo Buenos Aires, Santa Fe, Tierra del Fuego, Chubut, Río Negro y Santa Cruz, a aceptar las condiciones impuestas por Milei, pone en peligro la viabilidad del Pacto de Mayo y la Ley Bases, que delega facultades del Congreso al Poder Ejecutivo en áreas críticas como administración, economía y energía.
 
La situación se complica aún más con la posibilidad de que se incluya una reforma laboral controvertida en la Ley Bases, lo que ha generado desacuerdo incluso entre aliados políticos del presidente.
 
El clima de confrontación se agudiza con la amenaza de nuevos paros sindicales y la resistencia de sectores gubernamentales a negociar de manera transparente y constructiva.
 
El riesgo de una crisis institucional y económica se intensifica con la posibilidad de acciones legales por parte de las provincias afectadas, como Chubut, que podría recurrir a la justicia federal para reclamar los fondos jubilatorios retenidos.
 
En este contexto, el Pacto de Mayo, vendido por el oficialismo como un acuerdo nacional para impulsar el desarrollo económico y social, corre el riesgo de desmoronarse ante la falta de consenso y diálogo genuino entre el gobierno central y las provincias.
 
Ante esta situación, es crucial que se restablezca un diálogo constructivo y se busquen soluciones consensuadas que garanticen la estabilidad y el desarrollo equitativo de todas las regiones del país.
 
De lo contrario, el riesgo de una mayor polarización y conflictividad podría agravar aún más los desafíos que enfrenta Argentina en este momento crucial de su historia.