Violencia de género en Villa Dos Trece

Violencia de género en Villa Dos Trece
23/07/2018
H

asta los medios nacionales llegó el caso de violencia de género y de impunidad que tiene el poder político en la Provincia de Formosa, más precisamente en la localidad de Villa Dos Trece, en el mes de abril de este año. Donde un concejal del FPV, Alberto Ríos, golpeó brutalmente a una empleada municipal de nombre Mónica Álvarez, con quien había mantenido una relación de dos años, pero que según la mujer, se habían alejado desde antes de Semana Santa porque “el comenzó a ponerse un poco violento verbalmente”.

Un equipo del programa de Jorge Lanata, “Periodismo Para Todos”, viajó hasta el interior provincial para narrar el hecho, entrevistar a Mónica y al intendente Lorenzo Schmidt.

Según lo trascendido, después de hablar con una amiga, Álvarez se decidió a hacer la denuncia. Pero allí comenzó otro calvario. Primero un empleado de la Municipalidad la llevó a retirar la denuncia pero no pudo hacerlo porque ya había sido trasladada a Formosa.

Luego, se enteró de que el intendente, Schmidt, la había dejado sin trabajo. "Que te sirva de experiencia, no más con casados memos (sic) solterones con hijo", le escribió en un mensaje de WhatsApp. Sus compañeras también se alejaron por miedo a represalias.

“Ese día me agarró del cuello y me golpeó contra el tablero", contó Álvarez.

Ríos tampoco respetó nunca la orden de restricción perimetral que había dictado el juez que lleva la causa. "Tenía una orden de detención, pero andaba jugando al fútbol por ahí", explicó Mónica.

Por otro lado, luego de que trascendiera la denuncia, el Frente para la Victoria logró frenar el juicio político contra Ríos haciendo votar al propio implicado en el Concejo Deliberante.

Para el Intendente...

 

Al ser consultado sobre el caso y el despido, las respuestas del intendente Schmidt fueron insólitas. Primero negó haber despedido a la mujer y aseguró que "ella no se presentó más".

Además, en la entrevista que le hicieron reiteró varias veces que "no es la primera vez que le pasa" y destacó que era la víctima quien tenía "problemas con los hombres". Hasta incluso dijo que "dudaba" de las fotos y el informe médico.

"¿Por qué hay tanta violencia de género? No sé, ha de ser porque el hombre se saca de la paciencia de la torturación (sic) que le hacen las mujeres. Porque, entre nosotros, somos torturadoras ustedes", le dijo divertido Schmidt a la cronista.

"Yo tengo miedo, de lo que me puedan hacer. Él se saca fotos con cartelitos en contra de la violencia de género", se lamenta Mónica.

Dejar un comentario