Los tipos de Coronavirus que afectan a las mascotas

Los tipos de Coronavirus que afectan a las mascotas
17/03/2020
E

l Coronavirus o COVID-19 es una pandemia que afecta a prácticamente todo el planeta. Los Corona son virus de los que se conocen 50 cepas distintas que pueden afectar a las personas y también a otros mamíferos, en especial las mascotas como perros y gatos, que producen cuadros clínicos diferentes y de distinta gravedad.

Un trabajo de una cadena de tiendas que proveen de productos y servicios a las mascotas, Puppies, señala primero, y dato no menos importante, que no hay evidencias de contagio del COVID-19 entre seres humanos y perros y gatos. O sea que no hay que considerarlo un riesgo para las mascotas.

Sin embargo, «los perros se ven afectados por ciertas cepas de Coronavirus que son específicas de especie (nuestras mascotas no nos contagian a nosotros ni viceversa) y sus manifestaciones son principalmente digestivas cursando con cuadros leves a graves de vómitos, diarreas, decaimiento, entre otros», explica Juan Agostini, veterinario de Puppis (Nº de matrícula: 13288) y agrega: “En estos casos la vía de contagio entre perros es fecal-oral. Afortunadamente el índice de letalidad de estos cuadros es bajo”.

Entre las medidas de prevención se destacan la actualización del plan de vacunación (existen vacunas disponibles que cuentan con cepas de Coronavirus entérico) y tener una adecuada higiene de las zonas por donde circula la mascota. También, ante la presencia de los síntomas antes mencionados en los perros hay que consultar al veterinario.

En el caso de los gatos, hay ciertas cepas de Coronavirus que son muy comunes y pueden estar en estado latente sin que se evidencia la enfermedad, salvo en casos gasgtrointestinales leves (Coronavirus entérico). Sin embargo, ante situaciones específicos como estrés, por ejemplo, estas enfermedades se puede desarrollar (Coronavirus sistémico) y derivar en peritonitis infecciosa felina de alto grado de letalidad.

“Así como sucede con las cepas que afectan a caninos, estas también son específicas de especie y no hay transmisión activa al ser humano”, señala Agostini y agrega: “Desgraciadamente en este caso no se cuenta con vacunas disponibles en el mercado y las medidas preventivas se enfocan en el control médico e higiénico sanitario de nuestros gatos, principalmente en aquellos casos de comunidades de varios animales ya que el hacinamiento, estrés y malas condiciones ambientales son claros factores predisponentes”.